Talento Sénior

Carta a Papá Noel

23/12/2019
Papá Noel

Por MAYTE GARCÍA CANEIRO

Apelando a tu talento sin edad, a tu sensatez y experiencia, ¿nos echas una mano con el Edadismo?

Querido Santa Claus,

Parece que fue ayer cuando te escribí mi última carta y sin embargo, ¡cómo han pasado los años! que diría la canción, unos cuantos para ti y también para mí.

Y aquí estoy, con 46, lanzada y nadando ya en la piscina del emprendimiento, peleando, trabajando muy duro pero disfrutando enormemente del trayecto.

Habilidades para trabajar por tu cuenta

Sí, al final lo hice, he seguido tu ejemplo y me he hecho autónoma. Tú mejor que nadie sabes lo que eso significa porque te sobra experiencia en todas y cada una de las habilidades que requiere trabajar por tu cuenta:

  • Gestión del tiempo. Fíjate todo lo que haces en una sola noche
  • Tolerancia a la frustración. Cuando no das exactamente en el clavo con el regalo
  • Pase lo que pase, tú siempre estás ahí
  • Coordinación, organización y planificación. Para llegar a todos los hogares
  • Pasión. Sigues siendo capaz de transmitir lo mucho que te gusta lo que haces a pesar del paso del tiempo
  • Experiencia y aprendizaje. El tiempo que llevas en tu trabajo, te ha convertido en el mejor haciendo lo que haces.
  • Marca Personal. Podría decirse que en nuestro país ya estás a la altura de tus compañeros los Reyes Magos. Todos te conocemos, te esperamos y te queremos.

Por todo ello y mucho más, creo que vas a entender perfectamente el motivo por el que, en esta ocasión me dirijo a ti, y por otro lado, tu edad, (que no voy a preguntar por respeto y educación), te sitúa en un lugar estupendo para empatizar precisamente con el tema del que quiero hablarte.

Estamos

El reto de acabar con el Edadismo en nuestra sociedad

Te pongo en situación. Verás, en los últimos años, existe en este país una tendencia que, desafortunadamente se está agravando y que incluso tiene un nombre: “Edadismo” o discriminación por edad, de tal manera que, según la última EPA (Encuesta de Población Activa), más del 37% de las personas paradas tienen más de 45 años.

Ya, ya lo sé, acabas de quedarte de piedra porque es un sinsentido. Imagínate que un buen día, tus elfos te dicen que ya no puedes seguir repartiendo emociones a través de tus regalos, porque te ven mayor y que te sustituyen. Tú te sientes mejor que nunca, con tus capacidades y habilidades en su máximo potencial, pero ni te escuchan y directamente, te quitan el traje, el saco, el trineo y ala, te mandan a casa.

Bueno, pues eso más o menos es lo que está ocurriendo en este país. Resulta que, según análisis y estudios, parece que es un tema cultural, o mejor dicho, el resultado de un conjunto de creencias y prejuicios, por parte de las organizaciones a la hora de contratar al talento sénior. Que si los mayores de 45 no queremos trabajar, ni aprender, ni reciclarnos, que no queremos viajar, que somos menos productivos, que enfermamos más, que somos menos creativos….. En fin, mira, directamente comparto contigo un post que se publicó en este blog de Fundación Selectiva titulado  Talento Sénior: 10 prejuicios que tiene la empresa en la contratación

Ah, sí, la Fundación Selectiva es un organismo sin ánimo de lucro que tiene como misión: “Luchar contra la discriminación laboral de las personas mayores de 45 años en su carrera profesional eliminando las barreras existentes en las empresas e impulsando buenas prácticas” y desde otros ámbitos, parece que se están despertando conciencias al respecto.

Pero todavía, te diré que queda mucho camino por recorrer. De hecho, hace poco también en este blog, se publicaba un post que ponía el acento en la necesidad de crear leyes encaminadas a regular la discriminación por edad, protegiendo a los colectivos más vulnerables que ya están en riesgo de exclusión social, y los mayores de 45 años lo son.

Comparto contigo que, en mi opinión, creo absolutamente necesaria la formación continua, pero no sólo del talento sénior, sino de cualquier persona que pretenda seguir estando actualizada e integrada en la rueda de un mercado laboral que cada vez se mueve más rápido, como consecuencia de la nueva era tecnológica de la que estamos siendo testigos. Juan Carlos Delrieu, responsable del Gabinete de Presidencia y director de Estrategia y Análisis Económico de la Asociación Española de Banca, habla de ello, precisamente en este artículo.

Pero también considero necesario un absoluto cambio de creencia por parte de los que todavía piensan que las personas mayores de 45 años ya no son aptas para trabajar, negándoles cualquier oportunidad, presuponiendo que no se adaptarán, que ya no tienen nada que aportar, que se han quedado obsoletas y que su recorrido profesional no es más que tinta sobre un currículum.

Necesitamos

Te necesito, te necesitamos

Es aquí donde necesito tu mágica ayuda, donde necesito que pongas toda tu energía y toda tu concentración.

Necesito que intervengas en la voluntad y en la intención. Necesito que facilites un cambio de chip, una vuelta de tuerca.

Necesito que te metas en sus mentes y las reprogrames y elimines esas barreras y esos bloqueos que no son más que juicios, que no son más que miedos, que no son más que excusas.

Necesito que te conviertas en sueños o en imágenes, que les muestres otras vías, otros caminos, otras respuestas, otras opciones para que vean con otros ojos diferentes a los suyos.

Necesito que entres en su oídos y que los abras mucho para facilitar el entrenamiento de su escucha activa, como recordaba yo misma en este post.

Necesito que les hagas vivir durante al menos una noche, desde su imaginación, una situación en la que ellos mismos se vean afectados por el “Edadismo” para que su empatía se haga adulta.

Necesito que pongas tu granito de arena o de nieve, en este caso para eliminar una situación que lo único que hace es separar a las personas en lugar de unirlas.

Necesito que me ayudes, que nos ayudes para que lo que hoy conocemos como “Edadismo”, se quede en una anécdota, en una palabra en desuso, y que sea ella a la que finalmente jubilemos por su obsolescencia.

Y bueno, nada más querido mago de los sueños, querido Santa.

Muchísimas gracias por esto y por todo, y mucho ánimo para tu gran noche, como diría Raphael.

 

 

 

Deja tu comentario

¡Apuntante a nuestra Newsletter! Te contaremos lo que estamos haciendo y las noticias más recientes.

¡Apuntante a nuestra Newsletter! Te contaremos lo que estamos haciendo y las noticias más recientes.