Talento Sénior

Talento sénior, el talento infravalorado en España

13/11/2019
Talento infravalorado

L.F.

Las personas mayores de 45 años están experimentando una clara discriminación por su edad no solo cuando buscan un nuevo trabajo, sino también en otras etapas de su vida laboral.

A pesar de contar en su haber con historias enriquecedoras, habilidades, experiencia y conocimientos, tienen que pasar por la incertidumbre diaria de pensar que pasará con ellos. La sociedad las ha colocado, de la noche a la mañana, en la cuerda floja por haber cumplido un determinado número de años.

Tanto para una persona sénior en activo como para una desempleada, la edad es, en la mayoría de los casos, una cuestión de peso que denota pesimismo y desesperanza. Frases como “No creo que pueda encontrar un nuevo trabajo a corto plazo”, “Soy mayor para que me contraten”, “Como está la situación laboral, ¡qué empresa me va a ofrecer un trabajo!”, “Si me despiden no sé que voy a hacer porque es complicado que me contraten” son pronunciadas a diario por el talento sénior.

EPA: el 37,6 % de las personas paradas son mayores de 45 años

El desempleo en los mayores de 45 años forma parte de una problemática social y la última Encuesta de Población Activa (EPA) lo sigue constatando.

A pesar de la bajada del paro, en nuestro país hay 1.210.000 personas mayores de 45 años buscando trabajo que no llega.  Es decir el 37% de las personas desempleadas en nuestro país tiene más de 45 años.

Como hemos comentado en varias ocasiones, necesitamos un cambio cultural con el que logremos que las personas maduras dejen de verse como algo obsoleto, inútil, improductivo, desfasado, desactualizado, etc. Gracias a este cambio podrán volverse a sentirse valoradas y que su experiencia suma y aporta en el entorno laboral. Y la responsabilidad no es solo de las empresas, es de todos: administración, partidos políticos, gobiernos, empresas y la sociedad en general. Y aquí también están incluidas las personas desempleadas porque quedarse esperando a que otros hagan el cambio no es la solución.

Discriminación por edad

La Edad no puede ser un freno

Como dijo Ramón y Cajal “Todos conocemos jóvenes mentalmente viejos y ancianos seductoramente jóvenes”. Por tanto, no es cuestión de edad.

¿Quién ha oído hablar del holandés que pidió a la justicia de su país quitarse 20 años de su carné de identidad? Su caso de primeras parecía curioso, incluso gracioso, pero no lo es. Emilie Ratelband con una edad cronológica de 69 años, se sentía de 45 años. Sorprendió a todo el mundo cuando solicitó restar 20 años de su DNI. ¿La causa? sufría discriminación en el trabajo por culpa de su edad pero también fue rechazado en Tinder cuando intentaba conocer a otras personas.

Aunque los tribunales han descartado su petición, este tema generó un gran debate  de lo más que interesante.

Otro ejemplo más: ¿quién dijo que ser DJ es para jóvenes? DJ Wika es una mujer de 80 años que dedica sus noches a animar fiestas, mezclando música en un club de Varsovia (Polonia).

En una entrevista a REUTERS, Wika dijo: “No encajo el estereotipo de una persona mayor. No veo una razón por la que mi edad deba determinar mis normas de vida”

Aquí hay más ejemplos de “20 abuelos y abuelas” que romperán tus estereotipos: una mujer de 61 años que hace pole dance, un ciclista de 102 años, una rapelista de 100 años, una modelo de 61 años y otros ejemplos que  pueden hacer reflexionar y confiar en las capacidades, habilidades y ganas de superarse de los seres humanos  independientemente de la edad. Es cuestión de actitud.

Muchas personas se sienten mejor a los 45 que a los 20 años. Si están cargadas de energía, en la “cresta de la ola” a nivel mental y actualizando constantemente sus conocimientos ¿por qué la edad cronológica resta en lugar de sumar?

Hace unos días falleció Margarita Salas, bióloga e investigadora que se ha convertido en todo un referente en nuestro país. A sus 80 años esta científica acudía a diario al laboratorio en que consiguió grandes avances para conocer el funcionamiento del ADN. ¿Alguien piensa que por su edad no estaba en plenas facultades para realizar su trabajo? Observando los medios y las noticias sobre su fallecimiento, afortunadamente, ninguno ha puesto en duda que con su fallecimiento la ciencia ha perdido una gran investigadora y sí, a pesar de ser una maravillosa bióloga octogenaria.

Con más frecuencia de la que nos gustaría, se señala con el dedo al talento sénior por su edad y se infravalora su experiencia, sus conocimientos y saber hacer. Esas habilidades blandas o soft skills que cada vez se demandan más por los expertos en selección.

A cierta edad, el mercado laboral actual, excluye a las personas sin tener en cuenta sus habilidades, ni sus competencias, ni su sabiduría. ¿Y qué dice la ley?

Constitución

Leyes para evitar la discriminación por edad

En todos los países se deberían crear leyes que penalicen la discriminación por edad con la finalidad de garantizar la igualdad de oportunidades y poner en valor el respeto, la inclusión y la diversidad.

En nuestro país encontramos una clara referencia a este tema en la Constitución, el artículo 9.2 dice: “Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.”

Estados Unidos, por ejemplo, es pionero en este tema. En 1967 se aprobó la Age Discriminationi in Employment Act (ADEA), una ley para luchar contra la discriminación por edad en el mercado laboral.

¿Por qué se necesitan leyes? ¿Cómo podrían contribuir a evitar la discriminación por edad?

  • Uno de los objetivos es ayudar y proteger a las poblaciones más vulnerables y, desde luego, los mayores lo son. En España se consideran un colectivo en riesgo de exclusión social.
  • Acabar con barreras que frenen oportunidades, reducir la tasa de desempleo, mejorar la seguridad en el trabajo, etc.
  • Conseguir mayor crecimiento económico.
  • Acabar con los trabajos precarios mejorando la calidad del empleo para todos las y los trabajadores y en todos los sectores.

Si hablamos de igualdad de oportunidades ¿somos conscientes en la empresa de los beneficios que trae que el talento junior y el sénior trabajen conjuntamente?

La importancia del valor de la convivencia generacional

Investigaciones, como la llevada a cabo por la Asociación Americana de Personas Jubiladas(AARP) constatan que la mayoría de las y los empleados califican de  muy positiva la oportunidad de trabajar con personas de diferentes edades por todo  lo que aportan y enseñan

El talento sénior aprecia y valora las habilidades tecnológicas, la creatividad y las nuevas perspectivas de sus compañeras y compañeros más jóvenes. Las y los juniors valoran la sabiduría y la experiencia de las personas más mayores.

Todas las generaciones aprecian o deberían apreciar la oportunidad de aprender nuevas habilidades y hacer que el entorno laboral sea más productivo.

Las personas seniors son los más indicados para actuar como mentores y mentoras de las y los más jóvenes. Podrían transmitir valores como la lealtad, la perseverancia y la constancia, tan necesarios para la realización de las tareas.

Unos y otros aportan y son necesarios en cualquier entorno laboral. Una buena convivencia es posible y necesaria, pero ha de estar bien gestionada por CEOs, responsables de RR.HH. y las personas que están al frente de los equipos.

Un mito es que los jóvenes prefieren no trabajar con el talento sénior. ¿estamos seguros? De ser así, tenemos un claro reflejo de la falta de visibilidad de las personas mayores en la sociedad y la falta de mezcla generacional que tenemos en nuestras vidas diarias.

Nos toca dar charlas, formaciones y concientizar a la ciudadanía. Toca trabajar e implementar políticas que incluyan a los sénior y a los juniors hasta que deje de ser un problema y pase a normalizarse.

De esta forma ganan los trabajadores y trabajadores, ganamos como sociedad, ganamos todos y todas. ¿Nos acompañas a poner en valor al talento sénior en la empresa? Escríbenos aquí.

 

Deja tu comentario

¡Apuntante a nuestra Newsletter! Te contaremos lo que estamos haciendo y las noticias más recientes.

¡Apuntante a nuestra Newsletter! Te contaremos lo que estamos haciendo y las noticias más recientes.