Talento Sénior

Edadismo: ¿existe discriminación laboral entre compañeras y compañeros?

12/02/2020
Compañeros

POR L.F.

La discriminación laboral por edad o Edadismo se produce en un entorno de trabajo cuando las personas que lideran equipos, CEOs o las y los propios compañeros de un equipo tratan o se dirigen a una persona de forma distinta por el simple hecho de tener una edad determinada.

También se considera discriminación laboral por razones de edad cuando una persona mayor de 45 años llega a una entrevista de trabajo y es tratada de forma despectiva o desfavorable por sus años cumplidos o sus canas.

Quizá no te  parezca increíble que esto suceda entre seres humanos, pero el rechazo que sufre el talento sénior se produce con más frecuencia de lo que nos gustaría.

Si bien el término Edadismo no está reconocido por la Real Academia Española (RAE), la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresa en su artículo que “se ha comprobado que las actitudes negativas o discriminatorias hacia las personas mayores están muy extendidas y son perjudiciales para su salud física y mental”.

Te compartimos 5 claves para evitar el Edadismo en la empresa.

Discriminación por edad y vida laboral

A la hora de evaluar si se discrimina laboralmente a una persona por su edad, hay que poner el foco en diferentes etapas o momentos de la trayectoria profesional que esté atravesando:

  • Al seleccionar un curriculum para un proceso de selección.
  • Durante la entrevista a un candidato candidata.
  • Cuando se cierran las condiciones de la contratación.
  • En el momento de realizar un despido.
  • En la negociación de la remuneración.
  • En las decisiones para establecer ascensos o rotaciones.
  • Cuando se asignan responsabilidades laborales.
  • En la creación y desarrollo de los planes de formación, etc.

La discriminación laboral supone todo tipo de distinción, exclusión o maltrato hacia cualquier trabajadora o trabajador en una empresa.

En España, cualquier tipo de discriminación es legalmente reconocible y denunciable ya sea su origen por razones étnicas, de género, discapacidad, orientación sexual, religiosa o por edad.

La legislación de nuestro país ampara a las personas mayores edad en el entorno laboral pero está muy poco desarrollada si la comparamos con países como Estados Unidos o Reino Unido.

En Reino Unido, gracias a la Ley de Igualdad, las y los trabajadores se encuentran protegidos contra la discriminación por edad en todos los aspectos: antes y durante el reclutamiento, en las condiciones de empleo, en cómo se llevan a cabo las promociones, en los planes de formación y en cómo se realizan los procedimientos de despidos.

Esta ley protege a las y los empleados ante una discriminación directa, indirecta, acoso y/o persecución.

tipos

¿Qué tipos de discriminación laboral por edad existen?

Para entender mejor cada uno de estos tipos de discriminación, veamos los siguientes ejemplos:

  • Discriminación directa: se produce en el caso de que la empresa decida no promocionar a la trabajadora o trabajador por considerar que es “ser demasiado mayor”.
  • Discriminación indirecta: tiene lugar cuando a la hora de recibir formación en idiomas o herramientas digitales, y solo se ofrece a las y los empleados recién graduadas o graduados.
  • Acoso: si las o los compañeros hacen bromas o chascarrillos de mal gusto sobre la edad a una persona mayor de 45 años. Comentarios como “ya está viejo para desarrollar estas tareas”, “es mayor, tendría que jubilarse”, “no sabe de tecnología, no entiendo qué hace trabajando aquí”, son más frecuentes de lo que pensamos.
  • Persecución: si una persona sénior gana un premio o es apta para presentarse a una promoción y no se le otorga por tener una determinada edad.

En Estados Unidos, la ley vela para que las y los trabajadores puedan denunciar y demostrar fácilmente que son discriminados por su edad.

El Comité de Educación y Trabajo de la Cámara de Representantes votó hace unos meses, la aprobación de la Ley de Protección de Trabajadores de Edad Contra la Discriminación (POWADA). Este proyecto de ley haría más sencillo que las y los empleados demuestren que una empleadora o empleador ha decidido amonestarlos, despedirlos o no contratarlos por razones de edad.

“La legislación deja clara la intención del Congreso de que la discriminación en el lugar de trabajo, contra los trabajadores de edad u otras personas, nunca es aceptable”, dijo Nancy LeaMond, vicepresidenta ejecutiva de AARP (Asociación Americana de personas jubiladas).

 

claves

7 claves para evitar el Edadismo entre compañeros y compañeras

  • Vigilar y cuidar el lenguaje que se utiliza durante la entrevista de trabajo. Está demostrado que en ocasiones la discriminación por edad puede comenzar en la publicación de la oferta laboral. La persona responsable de la selección es la imagen de la empresa también en esta etapa. Lo que transmita será clave para que la persona que se incorpore o no, se sienta valorada y respetada por esa organización. Quizá en un futuro cercano se convierta en un compañero, una compañera o cliente. El trato que haya recibido durante el proceso de selección estará muy presente.
  • Impulsar, apoyar y participar en iniciativas formativas dirigidas a fomentar la inclusión entre trabajadores. La formación de los empleados es clave para hacerles conscientes de conductas o prejuicios que generen tratos desiguales.
  • Fijar salarios equitativos en base en la experiencia y habilidades de la empleada o empleado, sin importar su edad.
  • Vigilar las relaciones laborales para impedir o frenar conductas, situaciones o comentarios discriminatorios por la edad.
  • Crear un canal anónimo para denunciar actos o situaciones. Si no es un canal también se puede crear una queja formal a un supervisor, a departamento de Recursos Humanos o a la dirección de una empresa. Según un estudio de la AARP (aarp.org) solo el 3% de las personas que han sufrido discriminación han trasladado formalmente una queja.
  • Formar a CEOs y personas que lideran equipos para evitar, detectar y parar a tiempo actos o conductas discriminatorias en la empresa o en equipos. Involucrar a todas las personas es muy importante y, especialmente, a los que toman decisiones, marcan objetivos o desarrollan las estrategias., ejemplos en los que muchas personas se fijan a la hora de trabajar, actual y comportarse.
  • Fomentar la tolerancia, la escucha y el respeto entre las y los empleados, independientemente del cargo que ocupen o el equipo de trabajo en el que estén.

Lamentablemente el 63% de las empresas del IBEX 35 no tienen en cuenta a las trabajadoras y los trabajadores mayores de 45 años. Las empresas y Pymes que no cotizan en bolsa tampoco parece que tengan interés en tratar este problema generacional que actualmente salpica al mercado laboral de España (y del mundo).

Los grandes cambios pueden nacer desde nuestro “pequeño lugar” y si quieres que te ayudemos no dudes en contactar con nosotros.

 

Deja tu comentario

¡Apuntante a nuestra Newsletter! Te contaremos lo que estamos haciendo y las noticias más recientes.

¡Apuntante a nuestra Newsletter! Te contaremos lo que estamos haciendo y las noticias más recientes.